Panamá realiza lanzamiento de la Coalición Global de Igualdad Salarial

Panamá oficializó este lunes la adhesión de Panamá a la Coalición Global de Igualdad Salarial, y el lanzamiento regional de la iniciativa, una asociación estratégica para apoyar a los Estados Miembros a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, sobre igualdad de remuneración para el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

“Desde hoy Panamá se integra a la Coalición Global de Igualdad Salarial, un compromiso asumido por el país como aliado del Pacto Internacional para la igualdad salarial entre hombres y mujeres que promueve la Organización de Naciones Unidas (ONU)”, así lo expresó el presidente Juan Carlos Varela

Durante el acto de lanzamiento de esta iniciativa, la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, fue designada “Champion” Regional para América Latina y el Caribe.

Países como Islandia, Sudáfrica, Suiza y ahora Panamá tienen la responsabilidad de desarrollar políticas públicas que permitan identificar los obstáculos que impiden la igualdad de salarios entre hombres y mujeres. Una vez superados, las naciones deben adoptar las medidas necesarias para lograr el objetivo trazado: un mismo salario para hombres y mujeres.

“Las mujeres han luchado contra las muchas formas de discriminación y es hora de acabar con la discriminación salarial que las afecta en el mundo entero. El hombre debe ser un aliado incondicional en esta lucha, porque todos tenemos una madre o una hermana o una hija”, aseguró el mandatario panameño.

Además, destacó que la función primordial que desempeñan las mujeres en el crecimiento económico y del empleo es ampliamente reconocida, y su talento y competencias son necesarios para el desarrollo económico y social de las sociedades.

Por su parte, De Saint Malo insistió en la importancia de que tanto gobiernos, empleadores, sindicatos, especialistas en recursos humanos, universidades, medios de comunicación, mujeres y hombres, son agentes de la igualdad salarial.

Agregó que “los Estados pueden incidir sobre la política salarial a través del establecimiento de salarios mínimos adecuados e incluyentes, pero también fomentando en una negociación colectiva hecha con perspectiva de género, que respete y defienda los derechos de las mujeres, y asegure para ellas una justa retribución, específicamente en los puestos y sectores más feminizados, reduciendo así la desigualdad salarial por motivo de género”, acotó.

Deja una respuesta